Skip to content Skip to sidebar Skip to footer
Por todos es bien sabido que en las dunas de Maspalomas, desde siempre, ha existido el cruising gay pero con las nuevas medidas tomadas por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana junto con el Cabildo de Gran Canaria tendremos que decirle adios. 
 
Las medidas marcarán un antes y un después en esta joya del sur de Gran Canaria.
Un equipo de siete personas se ocupará del constante mantenimiento del campo de dunas, sus senderos, bolardos y señalizaciones.
 

Las Dunas de Maspalomas estarán protegidas por cuatro agentes de Medio Ambiente y dos policías locales, todos con capacidad sancionadora, a los que se sumará un equipo de siete personas que mimarán constantemente este enclave, el objetivo es que el público transite única y exclusivamente por los lugares previstos para ello y así sea compatible el disfrute con la protección de este campo de dunas que ha recuperado con este confinamiento su aspecto virgen de hace medio siglo.

El Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana han sumado sus esfuerzos para proteger esta joya de Gran Canaria, representativa además del turismo de naturaleza y paisajes de la isla junto a su imponente cumbre volcánica.

El Plan Director del Espacio Natural Especial de las Dunas de Maspalomas ya recoge los senderos con ocho kilómetros por los que puede transitar el público y que ya están marcados con 1.500 bolardos repuestos en el marco del proyecto de recuperación Masdunas del Cabildo de Gran Canaria, por el que además han sido replantados balancones para generar nuevas dunas para reponer las que se han perdido con los años, así como la extracción de las tilapias de Mozambique, una especie exótica invasora presente en la Charca de Maspalomas.

El confinamiento no solo ha devuelto a las Dunas de Maspalomas su idílico aspecto de hace 50 años, con sus mar de ondulaciones hasta perderse en el océano, sino que ha acelerado los resultados de este proyecto pionero en el mundo que ha llamado la atención de la comunidad científica internacional, ya que ha logrado recuperar 40.000 toneladas de arena antes de que se perdieran en el mar para darles una segunda vida formando nuevas dunas, que hace varias décadas llegaban a setenta metros del mar y hace unos años se encontraban a doscientos metros.

Las nuevas dunas se están formando a partir de la colocación de estas toneladas en el inicio del circuito que forma el viento con la arena y con la repoblación de balancones para atraparla. Pero a este plan, la naturaleza sumó una sorpresa, y es que la arena extraída de la Punta de la Bajeta fue repuesta por la dinámica de las mareas, ya que al subir llevaba arena a las zanjas, y al bajar la dejaba en ellas hasta que acabó rellenando el espacio.

Esta nueva etapa comenzará con una fase de formación e información para proteger esta área, una de las más importantes de Gran Canaria.

En cuanto a las cuantías de las sanciones, variarán dependiendo de si las infracciones medioambientales cometidas son leves o graves, de modo que oscilarán entre 150 y 600 euros las más usuales, si bien ante atentados que puedan ser calificados como extracción de áridos la cuantía puede alcanzar hasta los 600.000 euros.

Asimismo, esta semana establecerán el protocolo de actuación y coordinación con la pareja de policías locales que el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ha puesto a disposición de este operativo para preservar el campo dunar, un valioso espacio de 400 hectáreas que las instituciones y el clamor de la sociedad apuestan por preservar para las futuras generaciones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
What's your reaction?
10instagramm

Leave a comment